6 motivos para tener tu propia piscina en casa

6 motivos para tener tu propia piscina en casa

Los días de sol y calor se disfrutan mucho más si tenemos una piscina cerca para refrescarnos. A continuación, te damos las principales ventajas de tener una pileta en casa.

  • Te da momentos de relax

Tu casa, tu jardín y tu piscina tienen que ser espacios de desconexión. Para garantizar nuestra salud mental y física, es necesario tener momentos de relax que nos permitan alejarnos de la rutina del trabajo o los estudios. Cada vez que nos sumergimos en nuestra pile, estamos disfrutando de unas mini vacaciones en nuestra propia casa.

  • Fortalece las relaciones sociales y familiares

Durante el verano, las casas con piscina son el escenario ideal para reuniones, fiestas y encuentros, ya sea en familia o con amigos. Nadie que disfrute de la vida le diría que no a una tarde de sol en la pile, o a una noche calurosa tomando alguna bebida refrescante disfrutando de la brisa del verano. Uno de los pequeños momentos más lindos del año.

  • Deporte en tu casa

Las piletas no son solo para relajarse. También podés aprovecharla para ponerte en forma. No hace falta que tenga medidas olímpicas. Con un poco de creatividad, podés transformar una piscina doméstica, en el perfecto escenario para entrenar. Natación, vóley, aquafitness, aqua yoga, son algunas de las disciplinas que podés practicar sin salir de tu casa.

  • Valor añadido para tu hogar

Desde hace mucho tiempo, las piscinas dejaron de ser un accesorio secundario, para convertirse en una parte fundamental de la arquitectura de las casas. Todos sabemos que una pileta mejora la estética de nuestro hogar. Es más, muchas personas piensan que un jardín no está completo sin una piscina. Además, se trata de una  inversión, ya que permitirá revalorizar la propiedad si algún día pensás en venderla.

  • Privacidad y exclusividad todo el año

La pileta es tuya y, por lo tanto, la usas cuando querés. Los horarios los ponés vos. Podés disfrutar de tu piscina durante la mañana, tarde, noche o cuando volvés del trabajo. Y lo mejor de todo, es que te olvidás por completo de las aglomeraciones, los gritos y los chapuzones de desconocidos.

  • Refrescarse

Una cosa es disfrutar del verano y otra cosa son los calores extremos. Cuando las temperaturas rompen el termómetro, es necesario acudir a diferentes alternativas para refrescarse. La piscina es ideal para olvidarse del calor sofocante y disfrutar del sol al aire libre.

 Si ya tenés una pile o estás pensando en construir una, conocé Cómo mantener limpia el agua de la pileta.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat